A trompicones, con mucha manipulación informativa, pero se esta abriendo paso al debate publico sobre el turismo masivo.

Debate al que nos sumamos desde Radiografia, entre otros motivos porque en un reciente programa denunciamos la masificación que sufre el Parque Natural de Cabo de Gata, desde donde hacemos el programa.

En el debate ya han entrado de pleno las fuerzas conservadoras, empezando por el presidente del Gobierno Sr. Rajoy  que dice:

“No se si hay que recibir al turismo con un cartel de “bienvenidos señor turista”, pero me parece que lo que no se puede hacer es, al turista, que deja muchisimos ingresos, que permite que muchos españoles puedan trabajar, tratarlo a patadas. Eso me parece un disparate”.

Vayamos por partes, con esto que ha dicho el Sr. Rajoy en su entrevista con el Rey de vacaciones en Mallorca.  ¿A que nos referimos cuando hablamos del turismo masivo?

A que el objetivo marcado por el gobierno es superar los 75 millones que nos visitaron el año pasado, hasta alcanzar la meta de los 80 millones.

Es decir, que tocaríamos a mas de dos turistas por visitantes, incluidos niños y ancianos.

Y concentrados en nuestras costas, ¿por que el turismo que atraemos es el de sol y playa?

Dice el Sr. Rajoy que “dejaría muchísimos ingresos” la pregunta es  ¿A quien? ¿A los trabajadores del sector? ¿A la ciudadanía en general? ¿O mas bien a los tour-operadores internacionales que manejan los grandes movimientos de turistas? ¿O a las grandes cadenas hoteleras que necesitan un 80% de ocupación para ser rentables?

Y sigue el Sr. Rajoy: “Que permite a muchos españoles a que puedan trabajar”

¿en que condiciones? ¿Teniendo que limpiar 400 habitaciones para ganar 800 euros al mes como les ocurre a las Kellis?

No. De esto no quiere hablar el gobierno ni los grandes patronos del turismo, ni los grandes periódicos como El Mundo y El País.

No hablan del encarecimiento desorbitado del alquiler de viviendas en las zonas turísticas.

Ni se cuantifica el gasto que genera al Estado (y que pagamos todos) las subvenciones a las compañías aéreas como Ryanair o Easyjet. las autopistas por las que se desplaza con mas facilidad. trenes de alta velocidad. limpieza de playas, vigilantes…

Y “el gran secreto”. Nada se dice sobre el grave deterioro medio ambiental que la masificación provoca en las costas así como la importante contribución de este turismo al cambio climático, cuando sabemos, por poner un solo ejemplo  que el transporte por avión es el mas contaminante que hay.

Algunos dicen que  como ocurrió con la burbuja del ladrillo, entre los políticos no hay huevos para ordenar esta burbuja antes de que estalle.

Es muy posible que así sea, pero lo que si hay son ovarios. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha puesto al frente de este debate y lleva a cabo, en medio de fuertes criticas de los grandes operadores turísticos, medidas para empezar a poner orden en el caos que genera el turismo masivo. ¡ANIMO ALCALDESA!

Para saber más escucha nuestro programa nº 22